Accidentes de tráfico2017-09-24T15:57:37+00:00

Prácticas relacionadas

Accidentes de tráfico

Si eres conductor, ocupante, peatón o ciclista y has sufrido un accidente de tráfico es aconsejable contratar a un abogado, así como demás profesionales, para que le asesore y lleve a cabo la reclamación de la correspondiente indemnización a la que tiene derecho, primero a través de la vía amistosa, y en caso de ser infructuosa ésta, a través de la vía judicial.

¿Qué puedo reclamar en un accidente de tráfico?

1.Daños materiales:

a) Los gastos de reparación del vehículo siniestrado o en el supuesto de que sea declarado siniestro total, el valor venal del mismo más el valor de afección correspondiente o directamente valor de mercado.

Y lo mismo con cualquier elemento dañado (cascos en accidente de moto,  teléfonos, gafas, y en general cualquier cosa que haya sufrido deterioro por culpa del accidente).

b) cualquier gasto médico, farmacéutico o de otra índole derivada de accidente.

2.Daños personales:

Existe un BAREMO recogido en nuestra legislación, de aplicación obligatoria y cuya finalidad es poder cuantificar la indemnización final que recibirá la víctima por las lesiones sufridas.

Consejos

–  Llamar a la Policía para que levante un atestado del accidente de tráfico, y si no es posible, cumplimentar un parte amistoso. Nunca hay que marcharse del lugar del accidente sin alguno de estos dos documentos.

– Si hay testigos pedirles que se queden para facilitar sus datos a la Policía, y si ésta no acude,apuntar sus datos en el parte amistoso.

– Si eres motorista, peatón o ciclista te aconsejamos que llames inmediatamente a un familiar, amigo o persona de confianza para que acuda lo antes posible al lugar del accidente, y a ser posible saquen fotos del lugar, de los vehículos y de cualquier vestigio que pueda ayudar a reconstruir la forma en la que se produjo el accidente (huellas de frenada, restos, señales viales … etc). De esta forma podrá estar presente cuando acuda la policía y asegurarse de que en el atestado se reflejan adecuadamente todas las versiones, incluida la del motorista, peatón o ciclista y testigos presentes, ya que en ese momento el motorista, peatón o ciclista accidentado, probablemente no esté en condiciones de ocuparse de estos detalles, que sin embargo son cruciales para el éxito de la reclamación posterior. En caso de no ser posible que alguien de nuestra confianza esté presente, deberemos acudir lo antes posible a la unidad de atestados que asistió en el accidente, para prestar declaración.

– Si el vehículo se da a la fuga es imprescindible esperar a la policía o a los servicios de emergencias, e intentar que se queden los testigos hasta su llegada, para que se pueda constatar in situ que se ha producido un accidente de tráfico.

– Acude al servicio de urgencias lo antes posible (por Ley esta asistencia debe realizarse antes de las 72 horas del accidente para poder reclamar por las lesiones)